Junto a los que están enfermos

Tercer día de la Novena

«San Cayetano ayudanos a atravesar la enfermedad con confianza y a dar esperanza a los que la sufren»

Saludo Inicial:

El Señor nos bendiga y nos guarde, nos muestre su rostro y tenga misericordia de todos nosotros. El Señor nos bendiga.

Hoy rezamos por los enfermos

Pedido de perdón

– Vos, que venís a nosotros en cada pobre y enfermo: Señor tené piedad.
– Vos, que venís a nosotros en cada familia que sufre: Cristo tené piedad.
– Vos, que venís a nosotros en cada hermano necesitado: Señor tené piedad.

Reflexión:

Jesús entregó a la Iglesia su poder de curar. Mirar a los enfermos con la misma mirada llena de ternura y compasión que su Señor, responde a este don de Jesús.

En los enfermos reconocemos una presencia especial de Cristo que sufre. O bien, dentro de nuestro sufrimiento está el de Jesús, que lleva a nuestro lado el peso y revela su sentido. Cuando el Hijo de Dios fue crucificado, destruyó la soledad del sufrimiento e iluminó su oscuridad, por eso, el Señor nos infunde esperanza y valor y, cuando nos acercamos con ternura a los que necesitan atención, llevamos la esperanza y la sonrisa de Dios. Jesús nos enseña quién es nuestro prójimo y cómo debemos estar atentos a él. Cómo mirar al que está a nuestro lado con misericordia y amor, sobre todo a quien sufre, a quien tiene necesidad de ayuda. San Cayetano, recibía y curaba a todos aquellos que nadie quería recibir. Que su ejemplo nos haga tener confianza cuando sufrimos enfermedad y generosidad para estar al lado de los que la padecen.

Lecturas:

2 Rey. 20, I -6; Salmo 30, 3.4.12.13; Mt. 8, 14-17

Intenciones

• Milagroso San Cayetano, te pido por mi hijo Franco para que se cure de la droga. Tocá su cabeza mediante Dios. No me abandones. Ayudanos.
• San Cayetano doy gracias por poder estar hoy aquí con mi esposo. Pido salud por mi hermana Norma que está pasando malos días.
• Gracias, Señor, por la salud de Cosme, gracias. Hoy te pido por mí. Dame fuerzas, incrementa mi fe. La tiroides me está enfermando. No sé si me tengo que operar de esos nódulos que tengo. Mi vida está en tus manos. Que se haga tu voluntad. Amén.

Oración Pos Comunión

Jesús, enseñanos a sanarnos como familia. A poder miramos con amor. A escucharnos con un corazón dispuesto. Que podamos decir palabras sanadoras. Que con nuestras manos aprendamos a sostenemos y a caminar juntos. Que, como San Cayetano, sepamos ser generosos estando al lado del que sufre brindando nuestro tiempo, nuestro cariño, nuestras atenciones, nuestro aliento y nuestra solidaridad. Amén.

Padrenuestro. Ave Maria y Gloria.
Oración de San Cayetano
Himno a San Cayetano

Si no podés venir al Santuario, escuchá la Novena por Radio Pan y Trabajo desde las 19.