Cuarto día de la Novena – Rezamos por la unidad de los pueblos

«Nuestra Señora de Guadalupe, confiamos en tus manos a todos los pueblos»

Escuchá la grabación del cuarto día de la Novena

Saludo Inicial

Desde el Santuario de San Cayetano de Liniers y para celebrar juntos la novena de nuestro amigo Cayetano, compartimos, queridos peregrinos, estas simples palabras y oraciones que pueden servirnos para permanecer unidos en estos días.

Si querés, querido peregrino, podes preparar un altarcito con la Cruz, la imagen de San Cayetano, una velita y las personas o cosas por las que querés rezar en un lugar especial.

Te proponemos que también pongas una imagen de la Virgen, porque ella en este año nos acompaña de manera especial en esta novena.

Hoy en el cuarto día de la novena nos acompaña la Virgen de Guadalupe con el lema Nuestra Señora de Guadalupe confiamos en tus manos a todos los pueblos y rezamos por la unidad de todos los pueblos.

Historia

Entre el 9 al 12 de diciembre de 1531, la Santísima Virgen se apareció a Juan Diego, haciéndolo su mensajero ante el obispo para que se le construyera un templo.

La prueba de que las palabras eran ciertas fueron las rosas que llevó en su tilma y la preciosa imagen que apareció estampada en ella.

Tres papas sucesivamente la proclamaron patrona de América Latina, patrona de Filipinas y Emperatriz de América.

Por eso hoy rezamos por la unidad de todos los pueblos.

Oración

La Virgen de Guadalupe querido hermano peregrino, despierta a nuestro pueblo una grande confianza filial, ya que se presenta solícita para dar auxilio y defensa en las tribulaciones como la que nos toca vivir en este tiempo de pandemia.

Ahora, querido hermano, querido peregrino, te invito a que recemos la oración a San Cayetano,

Dios de todo consuelo, Padre misericordioso,
que ves en lo secreto y conoce nuestras necesidades.
Que alimentas a los pájaros del cielo y vistes los lirios del campo.
Te pedimos, por intercesión de San Cayetano,
que nos des fuerzas para arrepentirnos de nuestros pecados.
De modo que, viviendo en amistad con Dios y con todos nuestros hermanos,
no nos falte el pan y el trabajo de cada día.

Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.
Amén.

Nuestra Señora de Guadalupe – ruega por nosotros.
San Cayetano – ruega por nosotros.

Despedida y Bendición

Los invitábamos ahora, queridos hermanos peregrinos, en el marco de este año Mariano Nacional para mañana, quinto día de la novena, a rezar bajo la advocación de Nuestra Señora que desata los nudos, por las dificultades y los problemas de cada día.

Querido hermano peregrino, aunque no podamos estar físicamente en el Santuario, estamos juntos y peregrinamos con todas nuestras intenciones en el corazón para presentarlas a nuestro querido amigo y patrono San Cayetano, y que la bendición de Dios descienda sobre todos ustedes en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén.