Quinto día de la Novena – Rezamos por las dificultades de la vida cotidiana

«Madre deshace los problemas de nuestra vida y tejenos con tu amor»

Escuchá el audio del quinto día de la Novena

Saludo Inicial

En esta novena a San Cayetano estamos con el templo cerrado, pero con el corazón abierto. La Iglesia se transformó en una iglesia doméstica desde casa de nuestros altarcito, en nuestro corazón, de nuestra familia.

Todo el pueblo de Dios reza esta novena del San Cayetano para festejar virtualmente, pero en casa realmente con la visita de San Cayetano a cada uno de nuestros hogares, llevando al Niño Dios en los brazos. Rezamos la fiesta grande, nos preparamos para encaminarnos a rezar la fiesta grande del 7 de agosto.

En ese altarcito ponemos lo mejor que tenemos nuestras oraciones, nuestras intenciones, nuestros difuntos que están en el cielo, los períodos de salud. En este tiempo delicado y esperanzado a la vez, también podemos poner, si tenemos, una imagen de San Cayetano, una estampa, una imagen y la imagen de la Virgencita que nos va a acompañar durante toda esta novena porque estamos en Año Mariano Nacional.

Historia

En este quinto día de la novena de San Cayetano, hoy domingo 2 de agosto, la ponemos a la Virgencita que desata los nudos y pusimos como lema de este día: «Madre deshace los problemas de nuestra vida y tejemos con tu amor». Rezamos por las dificultades y problemas de cada día.

En este tiempo difícil nos ponemos en las manos de nuestra Madre en esta advocación que el Papa, cuando fue hecho obispo en Buenos Aires en el año 92, regaló un cuadro muy lindo traído de Alemania, que le gustaba mucho, pero le gustaba mucho, no sólo por lo estético, sino muy especialmente por la acción que hace la Virgen. Los ángeles le traen los problemas de todo el pueblo de Dios y la Virgen va deshaciendo esos problemas, simbolizado en los nudos.

Y lo regaló a la querida parroquia, el querido santuario San José del Talar. La gente le dice el santuario de la Virgen que desata los nudos. La parroquia se llama San José del Talar, en el barrio de Villa Pueyrredón, e inmediatamente se creó un santuario. Como se hacen los santuarios.

¿Cómo se hacen los santuarios? Por el solo encuentro misterioso, no manejable, entre Dios y su pueblo.

Oración y despedida

Mañana. Sexto día de la novena. Lunes 3 de agosto, vamos a rezar a la Virgencita del Carmen por todos nuestros queridos difuntos.

Pedimos en este día le pedimos a San Cayetano, como hacemos todos los días, con la oración que solemos hacer desde el corazón y que hacemos siempre cuando los servidores, uno llega al santuario y, nos dan esa estampa linda que a veces ya la tenemos, pero la agarramos para darle algún compañero de trabajo.

En este tiempo que tenemos el santuario cerrado, tenemos la estampita arrugada, viejita de siempre en casa y rezamos y decimos:

Dios de todo consuelo, Padre misericordioso
que ves en lo secreto y conoces nuestras necesidades,
que alimentas a los pájaros del cielo y viste los lirios del campo.
Te pedimos, por intercesión de San Cayetano,
que nos dé fuerzas para arrepentirnos de nuestros pecados,
de modo que viviendo en amistad con Dios y con todos nuestros hermanos,
no nos falte el pan y el trabajo de cada día.

Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.
Amén.

La bendición de Dios Todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre ustedes, permanezca para siempre en sus vidas y en sus corazones.